Calipos de melón y menta by Bruñó

Dieta mediterránea

Agosto llega a su fin, ¡pero el calor no nos abandona! Y qué mejor manera para combatirlo que con algo rico y refrescante. Hoy queremos enseñaros a preparar esta receta tan fácil de “Calipos de melón y menta” que gustarán por igual a grandes y pequeños.

¿Quién no se ha comido un calipo de limón o fresa? Están tan ricos, tan dulces y tan fríos. Nosotros hemos decidido crear unos a nuestra manera; con melón, menta y limón.

Encontrar los moldes para los calipos es muy sencillo. Sólo diremos que en una tienda con nombre de tigre los venden y también en una multinacional sueca… y ahí lo dejamos.

¡Os enseñamos cómo prepararlos! Pongámonos manos a la obra:

Ingredientes para el jarabe:

    • 400ml Agua
    • 80g Azúcar
    • 15-20 hojas de menta

Ingredientes para el resto:

    • 400g de melón
    • 5-8 hojas de menta
    • Zumo de 1 lima

Elaboración:

Empezaremos preparando el jarabe porque tendremos que dejarlo templar antes de añadirlo al resto de ingredientes.

Lo primero es poner el agua con el azúcar al fuego. Una vez el azúcar se haya disuelto, echaremos las hojas de menta y dejaremos hervir. Veréis com el agua se tinta un poco por la clorofila de la menta y pasará a tener un ligero tono verde.

Una vez haya hervido lo reservaremos, quitamos las hojas de menta y dejamos que temple.

Mientras tanto, iremos triturando el resto de ingredientes. Con la ayuda de una batidora de vaso, introduciremos el melón, las hojas de menta y el zumo de una lima.

Trituramos bien.

El siguiente paso es introducir a la mezcla nuestro jarabe que ya habrá templado.

Le damos un toque más de batidora para que se mezcle perfectamente y listo.

Solo queda rellenar los moldes. Os recomendamos que no los llenéis hasta arriba para poder taparlos bien y evita que se salgan las tapas al congelarse.

Lo ideal es dejarlo en el congelador 4 o 5 horas. El jarabe será el encargado de hacer que se queden duros duros, pero lo ideal es prepararlos de un día para otro para que solidifiquen bien.

¡Y ya está! No nos digáis que no es sencilla. Los peques por supuesto los devorarán, porque todo lo que esté congelado y tenga forma de calipo o flash es de su agrado.

¡Os dejamos con el vídeo Express de la receta!

Por cierto, si queréis prepararlos a modo de flash, la receta es perfectamente compatible.

¡Esperamos que os haya gustado muchísimo la receta y que por supuesto la probéis en casa! Nos vemos la semana que viene con más recetas y más sabor.

¡Que paséis una feliz semana!