1. Orígenes

La historia de la empresa comienza en los años 70 de la mano de la familia Bruñó, una familia unida al campo, a la fruta y a una forma de entender la vida y la relación con las personas.

1.1 Los Hermanos

Los hermanos Francisco y José Bruñó Puig deciden iniciar su actividad comercial con el fin de ofrecer a los mayoristas del país fruta de alta calidad.

“Más de 40 años ofreciendo la mejor calidad en sus productos.”

Con esa premisa y con la de hacerlo de manera constante, después de años dedicados a la comercialización de uva de mesa en Castellón, en 1977 fundan Hermanos Bruñó. Así deciden ampliar mercados y comienzan la exportación de productos hortofrutícolas.

1.2 Nuestros cultivos

En los orígenes, comenzaron a trabajar con diversas variedades de frutas como la uva de mesa, procedente de su propio pueblo (Alcalá de Chivert) y de la zona de Castellón hasta Novelda, en Alicante.

“Desde los años 80, se centran en el melón, la sandía y los cítricos actuales”.

Más tarde, se dedicaron a la producción de verduras de Almería y Murcia hasta focalizar su negocio en tres líneas de productos.

1.3 Etiqueta Oro

El melón siempre ha otorgado a Bruñó más relevancia como marca. En los años 80 pocas empresas seleccionaban la variedad “piel de sapo” y los hermanos Bruñó vieron una oportunidad.

“La apuesta de los fundadores por elevar a la máxima categoría la variedad “piel de sapo”, hizo que alcanzaran la diferenciación con una nueva marca de melón en los años 80: Bruñó Etiqueta de Oro”.

Así, los fundadores encontraron los apoyos necesarios en el campo para cultivar las mejores variedades y una correspondencia en los mejores mayoristas y distribuidores del país.

2. Segunda generación

Tras los pasos de Francisco y José Bruñó llegó el momento de pasar el testigo a una nueva generación. Cinco socios dispuestos a crecer y abrirse a nuevos retos, siendo conscientes del compromiso familiar, “ofrecer siempre lo mejor”.

2.1 La parte comercial

José Manuel Bruñó, se encargaría de la parte comercial y de velar para que toda la red comercial siguiera creciendo.

“Con la llegada de la segunda generación, la constante familiar seguiría siendo ofrecer lo mejor de estos productos a una clientela especializada.”

En los últimos 7 años, el volumen de producción ha aumentado un 40%. Actualmente, los productos Bruñó se pueden encontrar en Galicia, Castilla y León, País Vasco, Cantabria, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana. Además, exporta a Países Escandinavos, Bélgica, Alemania, Francia, Italia y Polonia.

2.2 Organización productiva

Javier Bruñó está al frente de la organización productiva, un trabajo constante por seguir ofreciendo los productos de la mejor calidad posible.

El resto de socios coordinan la parte financiera y marketing pero todos comparten los valores transmitidos por los fundadores.

“Trabajamos en equipo junto a los agricultores y comerciantes para establecer los protocolos de trabajo. Nos une un mismo objetivo: encontrar el producto perfecto”.

3. Experiencia y exigencia

Nuestra premisa principal como comerciantes no son los kilos facturados sino asegurar los estándares mínimos que nuestros clientes buscan en nuestra marca.

3.1 Producción de melones y sandías

Para poder disponer de melones durante todo el año, seleccionan las mejores simientes y realizan un seguimiento exhaustivo para que salga todo perfecto. En cuanto a la sandía, para garantizar su calidad, ponen especial atención al momento de su recolección.

“No todas las variedades existentes de melón piel de sapo son igual de dulces y jugosas ni todas las variedades de sandías tienen el sabor y el dulzor que necesitan”.

3.2 Cultivo de cítricos

Además del melón y la sandía, distribuimos la mayor parte de las variedades de naranja y clementinas del litoral español.

“Para una calidad óptima del producto final, controlamos tanto el grado de azúcar como el contenido en zumo.”

Conseguimos esa calidad, recolectando la fruta según las exigencias de maduración de cada variedad. Entre ellas, se encuentran: la Lane Late, Arrufatina, Clemenules y algunas del grupo Navel como Powel Summer Navel, Navelina o Navelate.

3.3 El melón perfecto

La consigna transmitida a nuestros agricultores/colaboradores y a nuestros responsables de compra va precisamente encaminada a buscar un melón que sea:

“Dulce, jugoso y con una vida comercial lo más larga posible ‘el melón perfecto’.”

El melón piel de sapo supone un 60% del total del producto comercializado por la empresa, por lo que la innovación y la continua formación de los trabajadores es fundamental para seguir ofreciendo un producto de máxima calidad.

4. Honestidad

En un mundo donde la obsesión por vender parece que no concede tiempo a los valores y las personas, en Bruñó nos preocupa ser honestos con nosotros mismos y nuestros clientes.

4.1 Compromiso con el cliente

Desde Bruñó trabajan para cuidar al mínimo cada detalle, desde el estado del campo y la recolección de la fruta, hasta los procesos de maduración en fábrica, selección y distribución del producto. Sólo así se consigue que llegue en perfecto estado al consumidor.

“La selección manual de nuestros melones garantiza plenamente una madurez justa, consiguiendo así un producto exclusivo”.

Si por alguna circunstancia, no saliera de su agrado, Bruñó tiene el compromiso de cambiarlo y hacerle llegar otro en su lugar.

5. La innovación

El mundo está cambiando a una velocidad de vértigo y las posibilidades de innovar son fascinantes. En Bruñó no queremos desaprovechar esta oportunidad.

5.1 Producción de melones y sandías

La búsqueda constante de la perfección pasa por las formas de cultivo, la producción de variedades como el melón MINI o ECOLÓGICO, nuevos modelos de packaging, comunicación o el marcado de sandías a través de láser.

“Si por alguna circunstancia, no saliera de su agrado, Bruñó tiene el compromiso de cambiarlo y hacerle llegar otro en su lugar”.