¡This is Halloween! Cupcakes de chocolate con relleno de melón Bruñó

Dieta mediterránea

¡Es Halloween! Bueno, todavía no… pero nos podíamos esperar más para publicar esta receta. La publicamos hoy y así podéis preparar estos terroríficos cupckaes para la noche del 31. Si es que no nos diréis que no pensamos en vosotros.

Ya sabéis que esto de Halloween no es una fiesta muy mediterránea… con lo que nos gusta a nosotros el Mediterráneo. pero nosotros, igual que hicimos el otro día con las clementinas-calabazas nos queremos llevar esta fiesta a nuestro terreno.

Así que hemos preparado unos cupcakes de Halloween pero con nuestro toque. Porque amigos, están rellenos de crema de melón. Ya sabéis que podéis encontrar melón Bruñó toooodoo el año.

La receta tiene 3 partes: El bizcocho, el relleno y el frosting (lo que lo cubre, el merengue que en realidad no es merengue).

El bizcocho es de chocolate, el relleno de melón como no podía ser de otra manera, y el frosting de nata.

¡Así que tomad papel y boli que allá vamos!

Ingredientes para la masa:

    • 125g Azúcar
    • 125g Mantequilla
    • 100g Haina para bizcochos
    • 75g Cacao en polvo
    • 2 huevos
    • Media cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para el relleno de melón:

    • 25og Melón Bruñó sin piel y sin pepitas
    • 200g Azúcar
    • 100g Mantequilla sin sal
    • 4 huevos
    • Jugo de 1 limón

Ingredientes para el frosting:

    • 500ml Nata Vegetal
    • 70-90g Azúcar blanco
    • Colorante naranja, verde y morado

 

Elaboración del bizcocho:

Lo primero es encender el horno para precalentarlo a 180ºC.

En un bol batimos durante dos minutos los 125g de mantequilla junto con los 125g de azúcar (mejor si os ayudáis con unas varillas eléctricas) hasta obtener una mezcla de textura ligera y espumosa. Sin dejar de batir, añadimos los huevos de uno en uno. Y por último, añadimos la media cucharadita de esencia de vainilla.

Tamizamos los 100g de harina y los 75g de cacao en polvo encima de la mezcla que ya tenemos. Removemos hasta conseguir una masa homogénea.

Repartimos la masa en las cápsulas para cupcakes y los horneamos unos 15-20 minutos.

Muy importante que los dejemos enfriar bien para poder trabajar con ellos.

Elaboración del curd de melón:

¡Vamos con el relleno, también llamado curd! Lo primero es triturar el melón con ayuda de la picadora.

En un cazo ponemos a hervir el melón triturado junto al jugo del limón y el azúcar, hervimos hasta que el grano del azúcar se disuelva. Y añadiremos la mantequilla hasta que esté disuelta completamente.

Por otro lado, batimos los huevos y apartamos nuestra elaboración del fuego. Iremos añadiendo poco a poco los huevos batidos sin parar de remover la mezcla en ningún momento.

Volveremos a poner la mezcla al fuego suave, removiendo sin parar hasta que espese. Tened mucho cuidado de que no se pegue, el truco es no parar de remover y tener el fuego bajo control.

Una vez ha espesado, lo dejamos reposar y enfriar fuera de la nevera. Y por último, lo meteremos en la nevera para más tarde colocar nuestro curd en una manga pastelera para poder rellenar los cupcakes.

Elaboración del frosting:

Colocamos las varillas en la batidora y comenzamos a batir la nata (que debe estar muy fría) junto con el azúcar.

Batimos a una velocidad alta hasta que la nata monte y tenga la textura de merengue.

Una vez tengamos la nata, la dividiremos en 4 recipientes diferentes, y añadiremos a cada uno un colorante. Unas gotitas bastarán. Nosotros hemos elegido colores muy de Halloween; naranja, verde, morado y blanco fantasmal. ¡El blanco no necesita colorante!

Mezclamos bien el colorante con movimientos envolventes y colocaremos cada una de nuestras mezclas de color en una manga pastelera diferente. Como podéis ver en nuestros cupcakes, cada una tiene una boquilla distinta. Por ejemplo, la de nuestro cupcake fantasma, es de boquilla redonda.

Una vez tenemos los 3 elementos preparados, con un descorazonador de manzanas, haremos un agujerito en los cupcakes. Pero guardad estos trocitos porque nos servirán para volver a tapar el cupcake una vez los hayamos rellenado.

Para acabar, decoraremos nuestros cupcakes con la crema de nata, con ayuda de las mangas pasteleras con las boquillas que hayáis elegido.

Y como toque final, decoraremos los cupcakes con figuritas hechas de pasta de azúcar o los adornos que queráis.

¡This is Halloween!